martes, 7 de octubre de 2014

Justicia Ya alegó en la causa La Cacha

 Durante los días miércoles 24 y viernes 26 de septiembre la querella unificada en el colectivo Justicia Ya en La Plata dio el alegato en el juicio a   los genocidas con actuación en el Centro Clandestino de Detención La Cacha.  

Justicia Ya pidió la prisión perpetua,  accesorias legales, costas y expresa aplicación del art. 19 inc.4 (suspensión del goce jubilatorio) para 15 reos imputados: SMART, CACIVIO, PALAVEZZATTI, FERNANDEZ, HERRERO ANZORENA, GRANDE, ESPINOZA, MIRANDA,  ACUÑA, BATALLA, PEREA, DI PASQUALE, BALMACEDA, ROMERO PAVON y AMIGO. Y a la pena de 25 años de prisión para HERZBERG Juan Carlos, el único marino imputado. Justicia Ya al igual que la querella de Abuelas no podía pedir pena en la causa particular por los homicidios de Bettini y Bearzi, por no ser parte, motivo por el cual no pidió pena por los policías bonaerenses imputados en esa.

Como lo venimos haciendo desde aquel primer juicio al genocida Etchecolatz, en principio en soledad y hoy con el acompañamiento de todas las querellas, sostuvimos que los hechos que se debatieron en este juicio, al igual que todo lo actuado por el Estado Terrorista a partir del golpe del 24 de marzo de 1976 fueron parte de un genocidio, de un plan sistemático de exterminio organizado para eliminar a un grupo sustancial de aquellos que lucharon por un país sin explotadores ni explotados y de quienes se opusieron a los planes de sometimiento, hambre y represión que impuso la dictadura. Afirmamos también, que si bien la represión fue dirigida a este grupo, tuvo como objeto, además,  sembrar el terror generalizado con el fin de paralizar y aislar toda posible resistencia y aún solidaridad para con este grupo y sus familiares. Formaron parte de este grupo nacional integrantes del movimiento obrero, universitarios, secundarios, organizaciones políticas, conscriptos y embarazadas.     
     
 Sostuvimos durante el debate la necesidad de ampliar las acusaciones a los imputados por el delito de homicidio de 22 compañeros cuyos cuerpos fueron identificados por el EAF, siendo que en este juicio sus casos fueron tratados como Privación Ilegítima de la Libertad y Tormentos. También pedimos la ampliación por los delitos contra la integridad sexual cometidos en La Cacha. En el primer caso, el de los homicidios, la inmensa mayoría fueron denegados por el tribunal aduciendo que no se trataban de hechos  nuevos, la misma suerte, pero en su totalidad, corrió el pedido por ampliación por delitos sexuales.  Sin embargo en el alegato insistimos en estos pedidos,  sorteando la negativa del tribunal,  apoyados en el artículo 401 del CPP de la Nación que habilita al cambio de calificación de la acusación en esta etapa del  Juicio. Afirmamos que los atropellos cometidos a la integridad sexual deben ser tratados como delito autónomo en el marco del plan sistemático y por tal deben ser penados como tales en los juicios en que se tratan el resto de los delitos (PIL, tormentos, homicidios, robos de criaturas, etc.

Evidentemente el desarrollo político-jurídico de nuestro alegato molestó  al defensor de Claudio Grande, el Dr. Lossino, quien lo interrumpió tratando de impedir nuestras denuncias.  La fragmentación de las causas,  juicios como el presente, donde se juzga sólo un período del funcionamiento del CCD (el año 1977, cuando este campo de concentración abarcó desde el 76 al 78), la exigencia al gobierno de apertura integral de los archivos, la denuncia a la iglesia, partidos tradicionales, burócratas sindicales y grandes empresarios del campo y la ciudad, molestaron al defensor. Entendemos que el evidente fracaso en el endeble intento por demostrar que Grande no estuvo en La Cacha, frente a las concluyentes declaraciones de los testigos que afirmaron su actuación en el CCD, necesitaba una estrategia destinada a provocar al tribunal, a  las querellas y al público con el fin de interrumpir el juicio y a eso se dedicó el defensor durante el transcurso del debate e intentó hacerlo una vez más frente a nuestro alegato.       
 
 Describimos la significación y función de La Cacha como lugar de coordinación de inteligencia de las distintas fuerzas con la especial actuación del destacamento 101 del ejército (con sede “legal” en 55 entre 7 y 8 de La Plata) y la coordinación con otros CCD, la actuación del cuerpo médico policial. Detallamos los efectos psicosociales de la represión, que afectaron directamente a 4 generaciones: Los padres y madres de los desaparecidos, los desaparecidos, los hijos de los desaparecidos y sus nietos.   Sostuvimos y explicitamos que a pesar de las terribles condiciones de vida en el CCD fue posible la resistencia y la solidaridad entre los compañeros dentro del campo. Afirmamos que es principalmente a partir de esas resistencias y de la valentía de los sobrevivientes, familiares quienes reponiéndose al terror, a la nueva desaparición de Jorge Julio López, del asesinato a Silvia Suppo, hicieron posible los juicios.     

Solicitamos al Tribunal que se investigue la responsabilidad de los jueces y ex jueces. Se remita a la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de La Plata los testimonios a fin de que se investigue la responsabilidad y se inicie un juicio académico al Pedro Luis Soria, Carlos Mayon y Horacio Daniel Piombo, actuales docentes de dicha facultad. Se remitan al Juzgado Federal de Instrucción a fin que se investigue la responsabilidad del capellán militar Emilio Graselli.  Se remitan al Juzgado Federal N° 1 y 3 de La Plata a fin que se investigue la responsabilidad de médicos forenses Bajkovec Luis, Ben Rubén, Brolese Julio, Canestri Raúl, Cavazzutti Mario, Ciafardo Roberto, Darbón Héctor, De Tomas Nestor, Dossena Roberto, Etcheverry Raúl, Gauna Rómulo, Gelemur Ernesto, Hid Carlos, Langone Omar, Leone Salvador, Llanos Rolando, Lucchetti Héctor, Michelic Willy, Morganti Carlos, Pérez Albizu Enrique José, Rodríguez Héctor, Sotes Eduardo, Vitali Alberto, Zenof Carlos, Zenof Jorge y Zufriategui Ricardo    Solicitamos que se revoquen las prisiones domiciliarias de:  Ricardo Armando Fernández, Juan Carlos Herzberg, Miguel Angel Amigo y Eduardo Gargano. Se remita al colegio Público de abogados de la Provincia de Buenos Aires, copia de la sentencia para el caso que se lo condene a Smart, con el objeto se retire su matrícula profesional habilitante.            

También durante nuestro alegato pedimos que se tomen las medidas necesarias, a las que se comprometió durante el transcurso del debate el Tribunal. en el marco del reconocimiento al predio donde funcionó el CCD La Cacha,  para la preservación del mismo, ya que este lugar seguirá siendo parte de la prueba de los hechos que se instruyen en las causas residuales-  

          Por último  dijimos:
 Y esta última frase construida por el sentir colectivo de este espacio que conforma Justicia Ya!, se encuentra dedicada a todos los compañeros y compañeras que hoy se encuentran de pie, a todos los que hoy resisten, a todos los que hoy persisten en la labor cotidiana de transformar el río en torrente. Donde la sonrisa no es solapa para ocultar el dolor, sino bandera para resaltar la entereza de tantos años de lucha. Entereza que aprendimos de aquellos que pese a los muros y el horror no perdieron ni un dejo de humanidad, de solidaridad, de amor, de firmeza en sus convicciones más profundas, y esa resistencia trasformadora fue para otros, el barco que los trajo hasta la orilla. Hoy conversamos con los que aquí no están, a los que el sueño de esta noche que se avecina no los alcanzara, pero que los  volvemos a traer, a sentir y a pensar cada vez que apelamos a la lucha, a la calle protestante, al grito sentido, al abrazo fraterno…y sobre todo cuando decidimos NO olvidar, NO perdonar, NO reconciliarnos, pero SI florecer en esta nueva primavera con las ansias de justicia verdadera y de construir una sociedad nueva.....

Por los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos. Presentes. Ahora y siempre.

Integran Justicia Ya en La Plata:
 Asociación de Ex –Detenidos Desaparecidos (AEDD); Asociación de Profesionales en Lucha (APEL); Central de Trabajadores de la Argentina – La Plata Ensenada; Centro por los Derechos Humanos Hermanos Zaragoza; Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH); Federación Universitaria de La Plata (FULP); HIJOS La Plata; Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH); Unión por los Derechos Humanos, La Plata

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada