martes, 25 de febrero de 2014

Denuncia de organismos contra docente de la UNLP

El vicedecano de Medicina, Enrique Pérez Albizu, fue señalado por víctimas de la dictadura como firmante de certificados de personas muertas por los militares. Piden que deje el cargo.

Adelina de Alaye, denunciante en el
juicio por La Cacha
Una nota de Tiempo Argentino

Luego de la declaración de la Madre de Plaza de Mayo de La Plata, Adelina de Alaye, en el juicio por La Cacha en el que denunció a 21 médicos de la morgue policial de la provincia, a quienes acusó de firmar certificados de defunción de personas asesinadas por la dictadura e ingresadas sin identificación y como muertos en enfrentamientos, organismos de Derechos Humanos preparan una denuncia contra el vicedecano de la Facultad de Medicina, Enrique Pérez Albizu, uno de los firmantes de aquellos documentos.

Los denunciantes informaron que, en principio, la denuncia será presentada ante la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) que, en el artículo primero de su estatuto, establece que "una universidad pública no debe permitir la pertenencia a su vida institucional de ninguna persona involucrada en violaciones a los derechos humanos y/o terrorismo de Estado". Sin embargo, no descartaron llegar a la justicia penal.

La denuncia ante la UNLP estará encabezada por la Madre de Plaza de Mayo y la APDH, entidad que Alaye integra, y estará acompañada por organismos de Derechos Humanos, sectores sindicales vinculados a la universidad, y por facultades de La Plata, detalló el abogado de la Asamblea, Oscar Rodríguez. Es que las funciones que desempeña el médico contradicen el estatuto que rige la casa de estudios platense desde 2008, que ya en su preámbulo reafirma su compromiso con los valores democráticos y republicanos, y establece que "no podrán incorporarse y/o permanecer" en la institución, personas involucradas en los crímenes del genocidio.

El denunciado es el cirujano Pérez Albizu, actual vicedecano de la Facultad de Medicina y docente de la Cátedra de Anatomía, quien se desempeña en su especialidad en el Hospital Italiano de La Plata. Su firma figura en al menos tres certificados que Alaye presentó el viernes ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1 que juzga a 21 represores por los crímenes cometidos durante la dictadura cívico-militar en el centro clandestino de detención conocido como La Cacha.

En la audiencia, Alaye mostró en pantalla gigante los certificados de defunción de personas anotados en la morgue policial de La Plata como "NN", muertos por "destrucción de masa encefálica por herida de proyectil arma de fuego" en la capital bonaerense el 21 y 23 de abril de 1977. Esos certificados llevan la firma de Pérez Albizu como médico examinador de los cadáveres. La Madre explicó que esos asesinatos forman parte de "falsos enfrentamientos", figura con que la dictadura escondía los fusilamientos de detenidos desaparecidos.

La información aportada por Alaye develó que 21 médicos firmaron 227 defunciones de NN entre 1976 y 1978. Uno de ellos es el que denunciarán. Y destacó que cuando el muerto era perseguido político no se realizaba autopsia y además se registraba la "intervención del área 113 del Ejército" y se los catalogaba "de puño y letra de los médicos, como 'SUB' (en alusión a subversivo)", destacó la mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada